Lưu trữ Tag: técnicas de relajación

Relajación y Auto-hipnosis, Respiración y Meditación.


La respiración es uno de los ritmos básicos del organismo y uno de los factores de salud más determinantes, a la vez que uno de los más desatendidos.

Una buena regulación de la respiración genera múltiples beneficios para la salud.

Además existe una larga lista de técnicas de respiración que generan efectos terapéuticos específicos.

La respiración conducida adecuadamente puede llevarnos a un estado de relajación en cuestión de minutos.

El estado de relajación que alcanzamos con estas técnicas (y otras que trabajan con la atención) induce descanso y recuperación, lo cual fortalece al organismo y le dota de renovados recursos, reduce el estrés y la confusión mental, estimula el sistema inmunológico y permite asimilar de una manera más sana distintas situaciones de la vida diaria.

Las técnicas de Auto-hipnosis propician amplios beneficios para el desarrollo personal. La práctica continuada de la auto-hipnosis produce una mayor comprensión y conexión con el inconsciente, esa parte de nuestra mente que opera fuera de nuestra atención, y nos dota de herramientas para cambiar programaciones negativas y creencias limitantes que nos dificultan o nos impiden desarrollar aspectos más maduros de nuestro ser y disfrutar más plenamente de la vida.

Es muy probable que los dos requisitos más importantes para alcanzar el estado meditativo (meditación) sean el acallamiento interior y la desidentificación con el ego. El acallamiento interior propicia la correcta atención mientras que la desidentificación con el ego propicia la correcta intención. Para alcanzar estos dos objetivos existen distintas técnicas, algunas de las cuales podrían considerarse modernas técnicas de auto-hipnosis.

Estas técnicas específicas se agrupan en ciencias que conforman un vastísimo campo de prácticas de salud de enormes beneficios que, por contrapartida, demandan persistencia, paciencia y sensibilidad, condiciones que, a su vez, se desarrollan paulatinamente con la práctica (existen otras técnicas de auto-ayuda que traban más específica y rápidamente, como EFT). Cuando se incorporan como hábitos de vida, los efectos sobre el organismo son tan amplios y profundos como los que produce el ejercicio físico moderado, una buena alimentación o el contacto con la Naturaleza.< Pablo Pérez García, Psicólogo.

Auto-ayuda y Técnicas de Reprocesamiento e Integración Cerebral.


Debido a que las actuales Técnicas de Reprocesamiento e Integración Cerebral en general conllevan la posibilidad de una intensificación de la emocionalidad del paciente (abreacción) deben ser indicadas, implementadas y supervisadas por un clínico experimentado.

Sin embargo y a pesar de esto, ya que la base sobre la que se apoyan estas técnicas es la siguiente: la “Estimulación Bilateral Alterna”, cuando el paciente esta concentrado en un “Campo del pensamiento”, genera una “Integración” de este, lo que permite la reducción y en muchos casos la desaparición de la “Perturbación”; y la “Estimulación Bilateral Alterna” se encuentra en técnicas terapéuticas ancestrales (como algunas prácticas del yoga) y en actos cotidianos de las personas (como el dormir y el pasear) una adecuada didáctica permite a la persona comprender la base teórica y formas simples de Estimulación Bilateral Alterna que, combinadas con la Focalización de la Atención, pueden ser muy beneficiosas y fáciles de aprender para auto-aplicación en cuanto a una reducción del Estrés y la Ansiedad, protección y promoción de la Regulación Emocional y el Bienestar Psíquico en general.

Además de estas existen otras muchas Técnicas de Auto-ayuda y Crecimiento Personal como son las Técnicas de Respiración, Técnicas de Relajación, Auto-hipnosis, Meditación o EFT.

Pablo Pérez García, Psicólogo.

Miedo a hablar en público y Pánico escénico


Cuando nos disponemos a hacer una presentación frente a un público, ya sea dar una charla, exponer las cualidades de un producto que queremos vender, una clase magistral ante unos alumnos, un concierto en un auditorio, una representación escénica, informar de una propuesta a un grupo de accionistas o inversores, defender un proyecto, exponer oralmente una materia, etc., nuestro organismo se activa.

Esta activación del organismo puede aparecer tanto antes (ansiedad) como durante (estrés) la presentación y su intensidad varía mucho de una persona a otra y también de una situación a otra aun para la misma persona.

Cuando esta activación fisiológica tiene una intensidad adecuada nos permite disponer de capacidades y recursos de inteligencia, de convicción, de observación, de concentración, etc. que nos ayudan y nos encaminan al éxito.

Sin embargo, esta activación muchas veces es exagerada y produce temblores en las piernas o en los brazos, sequedad de boca, confusión mental, nauseas, malestar abdominal, dolores de pecho o de cabeza, rigidez e incluso parálisis. Estos síntomas de activación exagerada nos ponen aun más nerviosos y la cosa va de mal en peor. Nos dan ganas de evitar esa situación (sin nos sentimos así antes) o de que termine cuanto antes y no vuelva a suceder (cuando nos sentimos así en el transcurso) y esto genera una limitación de nuestras capacidades, de nuestras posibilidades de éxito social, personal o profesional.

Aunque las técnicas de relajación convencionales y la auto-hipnosis pueden ser efectivas para controlar estos nervios (estrés, ansiedad, miedo) requieren un periodo de entrenamiento que puede ser demasiado largo para el ritmo de vida actual.
EFT es una técnica revolucionaria del campo de la auto-ayuda y el mejoramiento personal que compendia conocimientos de acupresión, kinesiología, psicoterapia y otros campos, que se aprende de manera rápida y fácil y se puede aplicar en menos de un minuto para generar una regulación general del Sistema Nervioso Autónomo y el Sistema Límbico, los principales responsables de las emociones y sensaciones de estrés, ansiedad y miedo, produciendo una mejoría inmediata de los síntomas físicos (temblores en las piernas o en los brazos, sequedad de boca, confusión mental, nauseas, malestar abdominal, dolores de pecho o de cabeza, rigidez e incluso parálisis) y cognitivos (miedo, inseguridad, evitación).

Pablo Pérez García, Psicólogo.