Blog

Emociones y Cáncer de Mama: interés del Estrés, la Depresión y los Traumas Psíquicos en patología mamaria III


A continuación y en los siguientes artículos que forman parte de este trabajo, se llega a identificar, con base en la PsicoNeuroInmunología un mecanismo que puede explicar cómo algunas emociones (un estrés crónico, una depresión o un trauma psíquico) modifican la respuesta inmune (defensas del organismo) y ello puede repercutir en la patología mamaria y el cáncer de mama. Así mismo se comentan algunas razones (ej: sesgos metodológicos) que pueden explicar porqué siguen apareciendo resultados y conclusiones divergentes en este ámbito en la actualidad.

Esquema Metástasis (pinchar para verlo)

En el crecimiento, diseminación y formación de metástasis, la inflamación y los factores pro-inflamatorios juegan un papel fundamental (es decir, sin inflamación no puede crecer y extenderse el tumor, y un tumor de mama que no crece ni se extiende por el organismo no representa un peligro para la persona).

Con la aparición de las primeras células cancerosas se produce daño tisular peri e intratumorales, hipoxia y estrés oxidativo y factores pro-inflamatorios derivados del tumor (es decir, daño en las células cancerosas y en las que las rodean, menos oxígeno, lo cual dificulta o impide muchas funciones de la célula, e inflamación producida por el propio tumor para poder crecer).

Para que el tumor crezca es necesaria la inflamación, la estromagénesis (formación de estroma) y angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguineos).

Cuando el tumor crece lo suficiente y reune estos factores, desarrolla, generalmente, la capacidad de emigrar, de diseminarse por el organismo (cuando el tumor adquiere esta capacidad de invadir tejidos es cuando hablamos de cáncer de mama; aunque se denomina cáncer de mama a un adenocarcinoma aun sin capacidad para invadir tejidos, algunos autores sugieren que es más apropiado hablar de cáncer de mama sólo cuando el tumor tiene esa capacidad).

Cuando el tumor se extiende a partes lejanas del cuerpo forma micro-metástasis avasculares (estas micro-metástasis avasculares son indetectables con los métodos diagnósticos actuales; sin embargo, cuando el tumor adquiere la capacidad de invadir tejidos y extenderse, se entiende que puede hacerlo aunque no se pueda asegurar que lo haya hecho. En este caso habitualmente se prescribe Quimioterapia como prevención secundaria del cáncer de mama, es decir, por si acaso existieran estas micro-metástasis indetectables).

Para que estas micro-metástasis crezcan y se desarrollen vuelven a ser necesarias la inflamación, estromagénesis y angiogénesis (sin la angiogénesis, sin la formación de nuevos vasos sanguineos, el tumor no puede alimentarse y desarrollarse). Con estos factores presentes las micro-metástasis crecen, se vascularizan y pasan a ser detectables por los métodos de diagnóstico actuales: es cuando hablamos de metástasis o cancer metastásico de mama (estadío IV de la enfermedad, enfermedad sistémica o cáncer con metástasis a distancia).

Siguiente: “Emociones y Cáncer de Mama: interés del estrés crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos en Patología Mamaria IV”

Anterior: “Emociones y Cáncer de Mama: interés del estrés crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos en Patología Mamaria II”

Autor: Pablo Pérez García, Psicólogo, Psicooncólogo Col: O-2138

Teléfono: 629835699;  pablo@akapsico.com

Gijón, Asturias.

Share :
Entradas Relacionadas