Blog

Emociones y Cáncer de Mama: interés del Estrés Crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos en Patología Mamaria V


Para comprender cómo se relaciona el Proceso Inflamatorio y el NFkB con el Estrés (y, consecuentemente, el Estrés Crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos con el Cáncer de Mama) repasaremos brevemente en qué consiste:

La Respuesta de Estrés

El Estrés es un estado de mayor activación del organismo, consecuencia de un proceso de adaptación a demandas o necesidades ligadas a múltiples factores y aspectos de la persona y su ambiente.

Emociones como el miedo (posible consecuencia de una necesidad insatisfecha de seguridad) o la rabia (posible consecuencia de una necesidad de no ser atacado o de ser respetado) desencadenan la Respuesta de Estrés, que parte del Sistema Límbico a través del Hipotálamo y la Hipófisis y se desarrolla por dos vías:

  1. Eje HPA o Vía Endocrina (Hipotálamo-Pituitaria-Gándulas Suprarrenales) que termina con la liberación de Catecolaminas y Glucocorticoides (Noradrenalina y Cortisol principalmente).
  2. Eje SNA o Vía Nerviosa (Sistema Nervioso Autónomo) produciendo una hiperactivación de la rama simpática (aumento del tono muscular, vasoconstricción periférica, aceleración del ritmo cardiaco, etc.).

Estos son aspectos bien conocidos de la Respuesta de Estrés.

Sin embargo, la Respuesta de Estrés no termina aquí: con el incremento de los niveles de Catecolaminas y Glucocorticoides en sangre parece producirse un efecto de disregulación inmunitaria (inmunoediting) y pro-inflamatorio, lo cual no ha de extrañarnos, ya que la Respuesta de Estrés se desarrolló filogeneticamente (en la evolución de la especie) para protegernos de potenciales peligros físicos (como por ejemplo un depredador) y por tanto resultaba adaptativo que, en caso de producirse una herida en el cuerpo, existiera un proceso inflamatorio de acción rápida que acelerase la llegada de plaquetas y glóbulos blancos para cerrar la herida y controlar los gérmenes.

Hoy en día, la misma Respuesta de Estrés de hace miles de años aparece en situaciones que no son de peligro físico real, pero sí de peligro emocional, social, etc. y produce la misma reacción de Inmunoediting y Pro-Inflamatoria.

Siguiente: “Emociones y Cáncer de Mama: interés del Estrés Crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos en Patología Mamaria VI”.

Anterior: “Emociones y Cáncer de Mama: interés del Estrés Crónico, la Depresión y los Traumas Psíquicos en Patología Mamaria IV”.

Autor: Pablo Pérez García. Psicólogo y Psicooncólogo. Col. O-2138

Teléono: 629835699

Gijón, Asturias.

pablo@akapsico.com

Referencias bibliográficas:

LeDoux, J.E. (1996), The Emotional Brain: The Mysterious Underpinnings of Emotional Life; New York, Simon & Schuster.

Arnsten, A.F. y P.S. Golman-Rakic (1998), “Noise stress impairsprefrontal cortical cognitive function in monkeys: evidence for a hyperdopaminergic mechanism”, Archives of General Psychiatry, vol.55 (4), pg. 362-368.

Share :
Entradas Relacionadas