Lưu trữ Tag: EMDR

CREENCIAS IRRACIONALES (COGNICIONES NEGATIVAS)


Las creencias irracionales o cogniciones negativas son pensamientos rígidos, ilógicos y poco realistas que suelen estar en lo más profundo de la conciencia y forman parte de nuestros valores fundamentales y de nuestra identidad. Son mantenidos por el individuo a partir de una o más experiencias determinadas y provocan limitaciones conductuales y emocionales en su funcionamiento actual.

creencias irracionales

Creencias Irracionales Universales: Clasificación

Albert Ellis fue uno de los psicólogos pioneros en este campo y desarrolló once creencias irracionales universales a partir de las cuales nacen las demás:

  1. La persona adulta necesita ser amada y aprobada por todo el que la rodea
  2. Solo se es valioso cuando se es muy competente, autosuficiente y capaz de conseguir cualquier cosa
  3. Cada persona tiene lo que se merece
  4. Si las coas no van por el camino deseado, debemos sentirnos tristes y apenados
  5. La desgracia humana viene del exterior y las personas tienen poca o ninguna capacidad para controlarla o superarla
  6. Si algo terrible puede o va a suceder, debemos inquietarnos y no dejar de pensar en ello
  7. Es más fácil evitar responsabilidades y dificultades que enfrentarlas con disciplina
  8. Tenemos que depender de los demás, concretamente de alguien más fuerte
  9. Es inevitable que lo que nos ocurrió en el pasado, siga afectándonos en el presente
  10. Uno debe preocuparse por los problemas y perturbaciones de los demás
  11. Existe una solución perfecta para cada uno de los problemas humanos

Cogniciones negativas y EMDR

Esta cognición negativa es necesaria en el proceso EMDR para dar significado al recuerdo traumático. Al utilizar el protocolo básico EMDR, tras identificar la Imagen Objetivo que represente la peor parte del evento traumático, debemos identificar la Cognición Negativa. Así, pedimos al sujeto que aísle la creencia denigrante que tiene actualmente sobre sí mismo o sobre el mundo al mantenerse conectado con el recuerdo traumático:

Imagen: ¿Qué imagen representa la peor parte del incidente traumático?

Cognición negativa: ¿Qué palabras describen mejor una creencia negativa sobre usted mismo en esta imagen?

Esta Cognición Negativa es un pensamiento auto-referente, irracionalmente negativo. Se trata de una evaluación que el sujeto hace sobre sí basándose generalmente en la culpa (Fue mi culpa) o en la vergüenza (Soy repugnante). Otra característica es que continúa en el tiempo y se piensa en el ahora, por lo que, aunque se derive de recuerdos originales, mantiene su influencia en el presente. Debe tener igualmente una resonancia afectiva en el paciente y debe ser generalizable a otros posibles fotos problemáticos. Es decir, como la misma ha afectado al paciente y lo sigue haciendo en diversas formas, en distintos ámbitos, en diferentes épocas, debería ser formulada de modo amplio.

Como se comenta en esta entrada, la obtención de la Cognición Negativa es fundamental en la terapia EMDR, la cual se modificará con la ayuda del reprocesamiento de la información, provocando una reestructuración cognitiva a lo largo del proceso.

Invito al lector a une reflexión sobre esta cuestión: ¿qué tipo de pensamientos irracionales tengo a lo largo del día?, ¿cómo me afectan a mi estado de ánimo?, ¿cree usted que esa forma de pensar tiene un origen actual o más bien enraizado con experiencias pasadas?

Para más información sobre la terapia EMDR: Técnica de Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular

 

Andrea Figar Álvarez

Psicóloga

 

Integración del Ciclo Vital


La Integración del Ciclo Vital utiliza el “puente emocional” para encontrar el recuerdo conectado con el problema actual. El cliente con su imaginación regresa a la escena del pasado llevando ahora consigo todo lo necesario para resolver el recuerdo. Una vez que el recuerdo está resuelto el terapeuta guía al cliente a través del tiempo hasta el presente, utilizando la Línea del Tiempo de imágenes de la vida del mismo. Esta línea demuestra al sistema cuerpo-mente que el tiempo ha pasado y que ahora la vida es diferente.

El viaje a través de la Línea del Tiempo desde la escena del pasado hasta el presente se repite de 3 a 8 veces (o más) durante la sesión. Cada repetición muestra una “película” ligeramente diferente. La vista panorámica que se obtiene de la vida de la persona está relacionada una nueva capacidad de comprensión.

Como vemos, esta técnica está hermanada con el EMDR, uno de los tratamientos con mayor eficacia para el Trastorno de Estrés Postraumático. Para leer más sobre EMDR: EMDR

integración del ciclo vital

El Protocolo de Integración del Ciclo Vital

Paso 1: Encontrar el Estado del Ego o Recuerdo Fuente más conectado con el problema actual a través de un Puente Emocional

Hablamos con el paciente de su problema actual para ayudarle a traer las sensaciones corporales asociadas a él. No hay que analizar el problema ni etiquetar las emociones. Etiquetar las emociones es una actividad cognitiva que distanciará al cliente de las sensaciones corporales.

Cuando se centra en las sensaciones corporales debe prestar atención a lo que le va surgiendo y atender al recuerdo del pasado que le viene a la mente.

Paso 2: Discusión del Recuerdo Fuente

Pídele que te hable del Recuerdo Fuente que ha surgido. Averigua qué edad tenía en él, qué ocurrió. ¿Qué es lo que sintió entonces? ¿Cómo interpretó lo que ocurrió? ¿Quién estaba allí para apoyar el Yo Infantil del cliente y para explicarle lo que había pasado?

Para impedir el desbordamiento emocional, la persona deberá mantener sus ojos abiertos, y permanecer en su estado del Yo Adulto al hablar del Recuerdo Fuente.

Paso 3: Traer al Yo Adulto a la escena del recuerdo

En esta paso de la Integración del Ciclo Vital, el cliente se centra en el Recuerdo Fuente siendo consciente de lo que siente en su cuerpo cuando habla de lo que pasó, lo recuerda, lo visualiza.

Se trae su Yo Adulto en la escena. No es necesario visualizar al Yo Adulto en la imagen, puede simplemente sentir su presencia en la escena.  Se le instruye para que le diga a su Yo Infantil en la escena, de forma interna y silenciosa: “Hola, soy tu Yo Adulto y he venido a tiempo para ayudarte”

Paso 4: Llevar al Estado del Ego Infantil a un lugar tranquilo

Se lleva al Yo infantil a un lugar tranquilo donde puedan relajarse, jugar juntos y hablar. Pídele que te identifique cuando el yo adulto y el niño/a estén allí.

El lugar tranquilo puede ser un lugar en que la niño/a se pueda relajar, en el que la niño/a y el/la adulto puedan conversar de forma confortable. El lugar puede estar en el pasado o ser imaginario.

Paso 5: La Conversación Interna en la Integración del Ciclo Vital

Se proporciona información actualizada al Estado del Ego Infantil. Una vez que han alcanzado un lugar tranquilo, la terapeuta instruye al Yo Adulto para que le diga al Estado del Ego Infantil con palabras que un niño de esa edad pueda entender:

Dile a tu yo niño/a que _____ ocurrió hace mucho tiempo y ya pasó. Dile que _____ no fue su culpa y que tú sabes que no había nada que pudiera hacer para impedirlo. Dile que no hay nada de malo en él/ella. Que no es una mala persona”.

La terapeuta guía al cliente adulto para que le cuente al estado del ego infantil la historia que ocurrió de una forma que ayude al niño a comprender el suceso.

Paso 6: La integración neuronal se da a través de las repeticiones de la Línea del Tiempo de imágenes y recuerdos cronológicos

En este paso de la Integración del Ciclo Vital el terapeuta instruye al cliente para que le diga al Yo Infantil que el niño vive ahora con el adulto porque él es una parte importante del mismo y el niño ya no está solo nunca más.

El Yo Adulto del cliente le dice al niño que le va a mostrar con imágenes cómo ha crecido y se ha convertido en el Yo Adulto a través de la Línea del Tiempo previamente construida.

Con la Línea del Tiempo la meta para conseguir la integración, es lograr que la persona avance hacia una asociación de recuerdos más libre, según avanza a lo largo de su vida, año tras año. Para realizarla, terapeuta y paciente avanzan por la vida de éste desde recuerdos más tempranos hasta el presente. El cliente intenta pensar un recuerdo por cada año de vida y el terapeuta los anota. Deberían incluirse los hechos importantes como muertes de figuras de apego, amigos o hermanos, matrimonios, divorcios y nacimientos.

El terapeuta lee el recuerdo al cliente, comenzando con el recuerdo escrito en el año inmediatamente posterior al año en el que ocurrió el trauma.

Los recuerdos de tipo traumático siempre surgirán primero y son integrados antes durante el proceso de Integración del Ciclo Vital.

El procesamiento no está completado hasta que los recuerdos positivos asociados empiezan a ser integrados. Esto ocurrirá de forma espontánea si al cliente se le permite hacer suficientes repeticiones de los pasos 3 al 7.

Paso 7: Se trae al Yo Infantil al presente

Cuando el cliente alcanza la imagen del recuerdo de su edad actual, el terapeuta le instruye para llevar al Yo Infantil a su casa y mostrársela (la casa donde el cliente adulto viva actualmente).

Le da tiempo para decirle a su Yo Infantil en el presente cualquier cosa que le gustaría decirle. El terapeuta hace que el cliente le pregunte a su Yo Infantil si tiene alguna pregunta o preocupación. El cliente adulto responde las preguntas del niño. Regresa al paso 3 y repite los pasos del 3 al 7, otra vez.

Paso 8: Revisión del Recuerdo Fuente

El terapeuta le pide al cliente que otra vez vea la escena del pasado y que sea consciente de lo que siente en su cuerpo al ver la escena del recuerdo fuente. Si la integración está completada, las sensaciones en el cuerpo del cliente serán neutrales o de calma.

Si el cliente informa de que todavía siente malestar en su cuerpo al volver al recuerdo fuente, vuelve al paso 3 y repite los pasos del 3 al 7.

Paso 9: Revisión del Problema actual

Si el Recuerdo Fuente está limpio al revisarlo en el paso 8, el terapeuta hace que el cliente revise el problema actual.

 

Para más información sobre esta técnica: ICV

 

Andrea Figar Álvarez

Psicóloga

Trastornos Alimentarios: la Bulimia Nerviosa


La Bulimia Nerviosa es un Trastorno Alimentario (o Trastorno de la Conducta Alimentaria) relativamente frecuente, sobre todo entre chicas jóvenes y adolescentes, afectando a entre un 1-5% de la población.

Los síntomas principales de la Bulimia Nerviosa son la presencia de atracones recurrentes y conductas compensatorias inadecuadas con el fin de no ganar peso, como son el provocarse el vómito, abusar de laxantes, diuréticos, enemas y otros fármacos; ayuno y ejercicio excesivos. Además, en este Trastorno Alimentario (como también en la Anorexia Nerviosa: http://www.akapsico.com/2015/04/trastornos-alimentarios-anorexia-nerviosa-anorexia-sintomas/) la autoevaluación de estas chicas está exageradamente influída por el peso y la silueta corporal.Trastornos Alimentarios: Bulimia

Sin embargo, como ocurre también en la Anorexia Nerviosa, si el tratamiento psicológico de este Trastorno Alimentario se enfoca directa y superficialmente en la modificación de la conducta y en la reestructuración de las creencias (como sucede con el abordaje cognitivo-conductual) la efectividad es más reducida que si nos enfocamos además en el trasfondo emocional y en las Situaciones Vitales Estresantes que han atravesado estas chicas en su pasado (aunque el objetivo es siempre la reducción de los síntomas, cuando incluímos en el tratamiento psicológico el pasado de las pacientes, principalmente las Situaciones Vitales Estresantes o potencialmente traumáticas la modificación de la conducta y de las creencias en el presente es más profunda y duradera).

En el tratamiento psicológico de la Bulimia, como sucede con la Anorexia Nerviosa y otros Trastornos Alimentarios, es fundamental abordar el auto-concepto y la auto-valoración que estas chicas tienen, cómo se ha conformado así y qué lo mantiene (culpa, perfeccionismo, etc.)

Como sucede con la Anorexia Nerviosa, en la Bulimia es muy recomendable el abordaje del Trauma Psíquico (que aparece a veces como consecuencia de las Situaciones Vitales Estresantes) que no han de ser necesariamente maltratos físicos o abusos sexuales (Traumas más objetivables y socialmente reconocidos) sino que puede tratarse de Traumas del Apego y Traumas Ocultos que, por su frecuencia y sutileza, pueden ser normalizados y para identificarlos a abordarlos adecuadamente es necesario un Psicólogo especialista en Traumas Psíquicos (Psicotraumatólogo), siendo una de las Terapias más indicadas y mejor orientadas al Trauma Psíquico el EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular: http://www.akapsico.com/emdr/

Pablo Pérez García

Psicólogo, Oviedo y Gijón, Asturias.

Formación avanada en Trastornos Alimentarios y Psicotraumatología EMDR.

Trastornos Alimentarios. Historia de la Anorexia Nerviosa: Anorexia Santa II (Traumas de base)


Como se comentaba en el artículo anterior (http://www.akapsico.com/2015/04/trastornos-alimentarios-anorexia-nerviosa-anorexia-sintomas/) la Anorexia Nerviosa es un Trastorno Alimentario muy antiguo.

Aunque algunas características de este Trastorno Alimentario han cambiado desde la época de santa Catalina de Siena (s. XIV) como la desaparición de las connotaciones religiosas y la aparición de una mayor dependencia de la moda y la publicidad en relación a los cánones de belleza (aunque no en todos los casos sí en muchos tanto de Anorexia Nerviosa como de Bulimia) otras características de los Trastornos Alimentarios en general y de la Anorexia Nerviosa en particular, se mantienen, como es la presencia del Trauma Psíquico entre los múltiples factores de riesgo.

Reconoce el DSM-V, criterio diagnóstico oficial de la APA, que la aparición de la Anorexia Nerviosa se suele asociar a un Acontecimiento Vital Estresante (o situación potencialmente traumática).

En el caso de santa Catalina de Siena encontramos abundantes Situaciones Vitales Estresantes o Potencialmente Traumáticas: muerte perinatal de su hermana gemela, muerte temprana de su hermana mayor, ausencia de su madre y varias enfermedades que padeció; de manera similar a como las encontramos en la actualidad en los Trastornos Alimentarios en general y en la Anorexia Nerviosa en particular.

Por ello es tan importante incluir dentro del Tratamiento Psicológico de la Anorexia Nerviosa y otros Trastornos Alimentarios, un abordaje en Psicotraumatología, es decir, una Psicoterapia centrada en la resolución de los Traumas Psíquicos (condiciones que se pueden desarrollar a partir de Situaciones Vitales Estresantes). Entre este tipo de Psicoterapias (Psicotraumatología) destaca el EMDR por su validez, eficiencia, etc. (Más sobre EMDR: http://www.akapsico.com/emdr-tic-oviedo-gijon-psicologo/)

Pablo Pérez García

Psicólogo en Oviedo y Gijón, Asturias.

Terapéuta EMDR

Formación avanzada en Trastornos Alimentarios y EMDR.

Ref. Bibliográficas:

N. Seijo, “Trastornos Alimentarios y EMDR I”, Manual clínico, Madrid, 2015.

Charla sobre Traumas Psíquicos y Cáncer en Gijón


Este miércoles 10 de Diciembre tendrá lugar en la Biblioteca Jovellanos de Gijón (C/ Jovellanos 23) una charla sobre:

Relación entre condiciones anímicas, emocionales y psico-sociales (Depresión, Ansiedad, Inhibición Emocional, Falta de apoyo social, etc.) y el desarrollo del Cáncer.

La idea fundamental que se defenderá en esta charla es que:

LOS TRAUMAS PSÍQUICOS PUENDEN CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE LOS TUMORES.

La buena noticia es que los Traumas Psíquicos se pueden prevenir para que no lleguen a conformarse y también se pueden tratar (si es que ya están presentes) con lo que es esperable que en el futuro se vaya desarrollando un nuevo abordaje complementario en el tratamiento de los procesos oncológicos que bien podría denominarse Psicotraumatología Oncológica (el tratamiento de los Traumas Psíquicos en Pacientes Oncológicos)

Los Traumas Psíquicos son Trastornos Emocionales que se pueden desarrollar a partir de Situaciones muy Estresantes, que no solemos esperar, que vivimos con impotencia, y desprotección, en el aislamiento emocional… no tienen porqué ser catástrofes naturales; Traumas Psíquicos típicos son los Abusos y Maltratos, pero también Separaciones y Pérdidas de Seres Queridosy otras muchas Situaciones Estresantes (la formación del Trauma depende tanto de cómo lo vivimos adentro nuestro como de lo que sucede afuera).

 La entrada es libre y gratuita.

Más información:

¿Cómo prevenir los Traumas Psíquicos?

¿Cómo tratar los Traumas Psíquicos?

Hay distintas Técnicas de Psicoterapia útiles para ello, y la que cuenta con mayor sustento científico es EMDR (Reprocesamiento y Desensibilización por el Movimiento Ocular) http://www.akapsico.com/emdr-tic-oviedo-gijon-psicologo/

Pablo Pérez García, Psicólogo

Psicooncólogo y Psicotaumatólogo

http://www.akapsico.com/psicologo-asturias-psicoterapia-psicooncologia/

 

 

 

Qué es un Trauma Psíquico


Un Trauma Psíquico es una situación muy estresante (Situación Vital Estresante) vivida frecuentemente con sentimiento de impotencia (“no puedo hacer nada” “soy incapaz de manejarlo”, etc.) a menudo en un aislamiento enocional (nadie puede entenderme, a nadie le importa, para qé lo voy a contar, etc.) que nos pilla “a contra pie” (inesperada) y que parece no pasar en el tiempo (“la veo como si fuera ayer”) nos deja “congelados”, como si una parte de nosotros mismos se hubiera quedado entonces en aquel momento.

Muy ligado al fenómeno del Trauma Psíquico existe otro llamado Disociación: algunos Traumas Psíquicos se encuentran completamente “disociados”, es decir, no los recordamos en absoluto. Sin embargo, en mi experiencia, es más frecuente que podamos recordar algunos aspectos (lo que vimos, por ejemplo, el recuerdo visual) sin que ello nos produzca malestar, mientras que otros aspectos (lo que sentimos o lo que oímos, por ejemplo) se ha quedado escindidos (Disociación parcial) desintegrados de la vivencia, y son esos aspectos (o la situación completa si la amnesia es total) los que se acoplan a situaciones del presente y manifiestan la pervivencia del Trauma Psíquico provocando trastornos de Ansiedad (Fobias Específicas, Ansiedad Generalizada, Angustia, Pánico, Estrés Postraumático, Agorafobia…) y de Depresión.

De manera que esos “aspectos” (memorias sensoriales específicas”) que se han quedado disociados de la experiencia original,”andan revoloteando” por nuestra mente y, como si no supieran estar solos, como si existiera un campo de fuerza que los atrajera hacia situaciones concretas, se asocian en nuestro día a día a lugares, condiciones, situaciones que en algo se asemejan a la antigua, produciendo las respuestas de Angustia y de Pánico (también están detrás de muchos problemas de Depresión).

Para resolver estas condiciones patológicas psico-emocionales son especialmente útiles:

Técnicas de Reprocesamiento e Integración Cerebral (EMDR, TIC, Cromo-TIC, ICV, etc.)

Psicología Energética o Tapping (EFT, TFT)

Pablo Pérez García, Psicólogo

Oviedo y Gijón, Asturias

Tfno: 629835699; mail: pablo@akapsico.com

BioPsicoTerapia: un enfoque integrador para el Estrés, la Ansiedad y la Depresión


Llamo BioPsicoTerapia a un tratamiento del Estrés, la Ansiedad y la Depresión que intenta tener en cuenta la mayor parte de los aspectos de la vida y el ser humano.

La salud es mucho más que la ausencia de enfermedad y la Ansiedad o la Depresión son también mucho más que unos síntomas indeseables contra los que debemos luchar para quitárnoslos de encima lo antes posible.

A continuación expongo cuáles son para mí las principales causas de Ansiedad y Depresión en nuestros días (Ansiedad y Depresión, desde luego, no son lo mismo, pero están muy relacionadas. Más información sobre qué son Ansiedad y Depresión y cómo se relacionan) y de qué forma considero más indicado tratarlas en cada caso:

Estrés diario: las demandas del día a día pueden sobrecargarnos de tensiones que mantenidas pueden llevarnos a un Estrés Crónico (más información sobre Estrés Diario y Estrés Crónico: http://www.akapsico.com/2012/09/estres-diario-sobrecargas-conflictos-estres-cronico/)

Para prevenir o reducir los efectos dañinos del Estrés diario (Distrés) es conveniente la práctica diaria de la Meditación (más información sobre qué es la Meditación, técnicas, talleres y cursos: http://www.akapsico.com/clases-meditacion-cursos/)

Pobres relaciones interpersonales: la represión o negación emocional, la carencia de relaciones profundas y sinceras, así como los conflictos crónicos con personas relevantes para nosotros, son fuente de Estrés, Ansiedad y Depresión.

En este sentido es conveniente desarrollar la Inteligencia Emocional para lo cual la técnica que considero más adecuada es la Comunicación No Violenta (CNV). Más información sobre Inteligencia Emocional y Comunicación No Violenta, talleres y grupos de práctica: http://www.akapsico.com/comunicacionnoviolenta-cnv/

Traumas psíquicos: estas condiciones psico-emocionales relacionadas con sucesos puntuales muy estrantes (más información sobre qué es un Trauma Psíquico: http://www.akapsico.com/2012/09/trauma-psiquico-ansiedad-depresion-psicoterapia/) son responsables de buena cantidad de síntomas y trastornos de Ansiedad y Depresión. La existencia o no de Traumas Psíquicos debe ser valorado por un profesional. La revisión periódica del pasado en busca de Traumas Psíquicos es una de las prácticas más recomendables para cuidar de nuestra salud emocional.

Para tratar los Traumas Psíquicos las técnicas más recomendables son las de Reprocesamiento e Integración Cerebral (EMDR, TIC, ICV, Cromo-TIC, etc.) junto a las de Pscicología Energética o Tapping (EFT, TFT, etc.) que yo utilizo combinadamente para mayor efectividad.

Más información sobre las Técnicas de Reprocesamiento e Integración Cerebral (EMDR, TIC, ICV, Cromo-TIC, etc.): http://www.akapsico.com/emdr-tic-oviedo-gijon-psicologo/

Más información sobre las técnicas de Psicología Energética o Tapping (EFT, TFT, etc.):

Carencias espirituales: esta es para mí la quintaesencia de la Ansiedad y la Depresión. Yo resumiría la Espiritualidad en conexión con Uno mismo, con el Otro y con el Todo (más información sobre Espiritualidad). Si bien el estar conectado y el desarrollo de la Espiritualidad se benefician de la práctica de la Meditación, el desarrollo de la Inteligencia Emocional y la resolución de los conflctos crónicos y los traumas psíquicos, esta tarea excede con mucho las pretensiones de cualquier psicoterapia. En este sentido, lo más que nos puede aportar el otro es una guía, un modelo, una ayuda para que nosotros realicemos la Gran Tarea.

Otras causas frecuentes de Ansiedad y Depresión:

La exposición a tóxicos químicos y radiaciones pueden producir en el organismo síntomas característicos de la Ansiedad y la Depresión (desasosiego, fatiga, etc.), así como otras muchas enfermedades (Recomendaciones para reducir la exposición a tóxicos:)

Las carencias nutricionales también son capaces de producir Ansiedad o Depresión. En concreto, el deficit de algunos micronutrientes (Vitaminas del grupo B, aminoácidos como el triptófano, etc.) debido a una dieta desequilibrada o a procesos de enfermedad previa, a menudo están detrás de problemas de Depresión y Ansiedad (Recomendaciones nutricionales contra El estrés, la Ansiedad y la Depresión:).

La inactividad física, el sedentarismo, produce a menudo Ansiedad.

La escasa exposición a la luz solar, sobre todo en otoño e invierno, puede producir síntomas de Depresión (es muy común la llamada Depresión Estacional).

Y, en general, cualquier necesidad insatisfecha, cualquier estancamiento en el desarrollo de nuestra personalidad pueden producir síntomas de Ansiedad y Depresión.

 

Pablo Pérez García: Psicólogo, Psicoterapeuta (más sobre el autor: http://www.akapsico.com/psicologo-asturias-psicoterapia-psicooncologia/)

Atención en Oviedo y Gijón

Tfno: 629835699; Mail: pablo@akapsico.com

1 2 3