Category : Depresion

Depresión y Diabetes Tipo II


Las afirmaciones que aparecen en este artículo se fundamentan en varias revisiones de decenas de investigaciones científicas que han estudiado la cuestión en miles de pacientes. Las referencias bibliográficas figuran al final.

Entre los pacientes con Diabetes Tipo II la Depresión es más frecuente de lo normal (1).

Las personas deprimidas tienen mayor riesgo de desarrollar una Diabetes Tipo II (2, 3) y, además la Depresión puede incrementar las complicaciones de la Diabetes Tipo II(2).

Los pacientes diabéticos con Depresión muestran una hiperglucemia más elevada (4).

La Depresión puede incrementar marcadamente la mortalidad en pacientes con Diabetes Tipo II (5).

En dos estudios experimentales con pacientes diabéticos deprimidos se encuentró que un adecuado tratamiento no farmacológico para la Depresión reducía los costes sanitarios globales de dichos pacientes (6) y reducía su riesgo de muerte (7).

Tras recabar esta información, es mi opinión que quien esté deprimido haría bien en tratarse la Depresión con medios no farmacológicos, ya no sólo por mejorar su estado de ánimo y su calidad de vida, sino también si quiere reducir el riesgo de desarrollar Diabetes Tipo II. Además, quien ya tenga diabetes Tipo II y esté asímismo deprimido debería tratarse la Depresión si quiere controlar la hiperglucemia y vivir más.

Referencias bibliográficas:

1. S. Ali, M. A. Stone, J. L. Peters, M. J. Davies, K. KhuntiThe prevalence of co-morbid depression in adults with Type 2 diabetes: a systematic review and meta-analysis, Diabetic Medicine, Volume 23, Issue 11, pages 1165–1173, November 2006. (Revisión).

2. D L Musselman, L S Phillips, H Larsen E Betan, Relationship of depression to diabetes types 1 and 2: epidemiology, biology, and treatment,  Biological Psychiatry, Volume 54, Issue 3 , Pages 317-329, 2003. (Revisión).

3. M. J. Knol . J. W. R. Twisk . A. T. F. Beekman, R. J. Heine . F. J. Snoek . F. Pouwer, Depression as a risk factor for the onset of type 2 diabetes mellitus. A meta-analysis, Diabetologia (2006) 49: 837–845. (Revisión).

4. P J Lustman, R J Anderson, K E Freedland, M de Groot, R M Carney and R E Clouse, Depression and poor glycemic control: a meta-analytic review of the literature, Diabetes Care July 2000 vol. 23 no. 7 934-942. (Revisión).

5. Wayne J. Katon, MD1, Carolyn Rutter, PHD2, Greg Simon, MD, MPH2, Elizabeth H.B. Lin, MD, MPH2, Evette Ludman, PHD2, Paul Ciechanowski, MD, MPH1, Leslie Kinder, PHD3, Bessie Young, MD, MPH4 and Michael Von Korff, The Association of Comorbid Depression With Mortality in Patients With Type 2 Diabetes, Diabetes Care November 2005 vol. 28 no. 11 2668-2672

6. Wayne Katon, MD1, Jürgen Unützer, MD, MPH1, Ming-Yu Fan, PHD1, John W. Williams, Jr, MD, MHS2, Michael Schoenbaum, PHD3, Elizabeth H.B. Lin, MD, MPH4 and Enid M. Hunkeler, MA5, Cost-Effectiveness and Net Benefit of Enhanced Treatment of Depression for Older Adults With Diabetes and Depression, Diabetes Care February 2006 vol. 29 no. 2 265-270

7. Hillary R. Bogner, MD, MSCE1, Knashawn H. Morales, SCD2, Edward P. Post, MD, PHD34 and Martha L. Bruce, PHD, MPH5, Diabetes, Depression, and Death, A randomized controlled trial of a depression treatment program for older adults based in primary care (PROSPECT), Diabetes Care December 2007 vol. 30 no. 12 3005-3010.

Pablo Pérez García, Psicólogo.

Oviedo y Gijón

 

Depresión Estacional y Terapias Naturales


En Otoño y en Invierno, cuando las horas de luz son menos y llega el frío,  casi una persona de cada tres siente un cambio en su energía e impulsos. Estos cambios parecen estar inspirados por la fisiología de la hibernación: noches más largas, despertar difícil, deseo constante de pan, patatas, pastas, chocolate, caramelos, descenso de la energía y de la apetencia sexual, pérdida de motivación para emprender nuevos proyectos, pensamientos lentos, etc. Para un 10% de la población que vive por encima del paralelo 40 (Madrid en Europa y Nueva York en América) estos síntomas alcanzan la proporción de una auténtica depresión, que se conoce como Depresión Estacional.

Una de las principales causas de este tipo de depresión es la reducción de las horas de luz solar: la exposición a la luz es necesaria para una adecuada regulación de la hormona Melatonina, y de los adecuados niveles de ésta depende a su vez la Serotonina, neurotransmisor fundamental para la regulación de los estados de ánimo (la mayor parte de los fármacos antidepresivos actúan sobre la Serotonina).

Por ello, para reducir los síntomas de la Depresión Estacional, es muy importante exponerse adecuadamente a la luz, ya sea a la luz solar o a fuentes artificiales de luz intensa. 

Desde los años ochenta, equipos del National Institute of Mental Health de Estados Unidos y laboratorios escandinavos han utilizado la terapia con la luz para la Depresión Estacional. Han demostrado que 30 minutos de exposición cotidiana a una luz muy fuerte (10.000 lux, es decir, 20 veces más que una bombilla normal) podía aliviar los síntomas de una Depresión Estacional en pocas semanas.

En un estudio realizado por el Dr. Avery de Seattle se ha observado que el cerebro es todavía más receptivo a una luz progresiva que simula un amanecer (en la actualidad existe una variedad de empresas que comercializan “simuladores artificiales del amanecer” que ayudan a regular la Melatonina y, consiguientemente, la Serotonina).

En cualquier caso, la Depresión es un fenómeno complejo y una aparente Depresión Estacional puede estar encubriendo o solapándose con otra patología, por lo que siempre es recomendable consultar con un profesional especializado que le informe, le oriente e implemente el abordaje terapéutico más adecuado.

Pablo Pérez García, Psicólogo Col O-2138

Gijón, Asturias. 

Teléfono: 629835699

Bibliografía:

Haggarty, JM, Cernovsh Z, et al. (2001): “The limited influence of latitude on rates of Seasonal affective disorder”, Journal of Nervous and Mental Disease, vol. 189, pg. 482-484.

Avery, DH, Eder DN, et al. (2001): “Dawn simulation and bright light in the treatment of SAD: a controlled study”, Biological Psychiatry, vol. 50 (3), pg. 205-216.

Aliviar la Depresión con Auriculoterapia


Los Trastornos Depresivos son hoy en día cada vez más frecuentes.

Si están presentes al menos cinco de los siguientes síntomas durante más de dos semanas, es posible estar padeciendo algún tipo de depresión del estado de ánimo y es aconsejable consultar con un profesional:

  • Tristeza.
  • Indiferencia o pérdida del disfrute en las actividades que normalmente eran placenteras.
  • Insomnio o sueño excesivo.
  • Marcada ganancia o pérdida de peso.
  • Letargia o agitación.
  • Fatiga.
  • Sentimientos de culpa o de infravaloración.
  • Dificultad para concentrarse o para tomar decisiones.
  • Pensamientos de muerte o de suicidio.

La Auriculoterapia puede constituir un tratamiento complemtario util para aliviar los síntomas depresivos, más aun en casos de Depresión Reactiva, Depresión Estacional y Depresión Postparto.

Sin embargo, los Trastornos Depresivos son complicaciones psicoemocionales complejas que deben ser tratadas por profesionales especializados y, por lo general, el tratamiento es más efectivo si se utilizan una variada gama de técnicas terapéuticas junto a la Auriculoterapia.

Pablo Pérez García, Psicólogo Col: O-02138.

Auriculoterapia, Gijón, Asturias.

Teléfono: 629835699; pablo@akapsico.com

Nueva Terapéutica de las Emociones


En todo el mundo está naciendo actualmente una Nueva Terapéutica de las Emociones, sin medicamentos ni largas charlas psicológicas.
Recientes descubrimientos en neurociencia cognitiva nos indican que la inteligencia y la memoria emocionales son más accesibles a través del cuerpo que del lenguaje. Por ello en las últimas décadas se han desarrollado nuevos tratamientos como EFT, EMDR, OEI, TFT o Auriculoterapia que actúan a través de la estimulación táctil, visual o auditiva (o también con agujas en el caso de la Auriculoterapia) y logran una importante efectividad añadida  a los tratamientos convencionales que se venían utilizando hasta ahora, como el psicoanalisis, los tratamientos cognitivo-conductuales o la medicación.

Esta Nueva Terapéutica de las Emociones es integradora. Reúne conocimientos de campos tan variados como las neurociencias, la kinesiología o la acupuntura, la medicina y la psicología. Es también holística, ya que no trata aisladamente el síntoma o manifestación del problema, sino que resuelve las causas atendiendo a la persona y su organismo como un todo inseparable, ya que mente y cuerpo, cerebro emocional y fisiología están estrechamente unidos.

Miembros de una sociedad occidental y de países desarrollados, el hambre, la guerra o la falta de techo no representan un peligro inminente para la mayoría de nosotros. Nuestra mayor amenaza proviene de dentro: las tensiones, la inseguridad y la insatisfacción, el tedio, la frustración y la apatía (trastornos relacionados con el estrés, la ansiedad y la depresión) constituyen entre el 40-70% de las consultas de medicina general.

Esta nueva corriente terapéutica de las emociones arroja mayor luz sobre las causas y la vía de salida de estos atolladeros emocionales que representan la mayor fuente de infelicidad en nuestras vidas.

Pablo Pérez García
Pablo Pérez García, psicólogo

Teléfono: 629 835 699
pablo@akapsico.com
Gijón, Asturias.

Para mayor información sobre los trastornos y tratamientos del estrés, la ansiedad y la depresión PINCHE AQUÍ.